Buscar:

Inicio | Artículos | Noticias | Preguntas | Foros | Glosario | Enlaces | Contacto | Buscar | Mapa web

La información proporcionada en cirujanoplasticoonline.com ha sido planteada para apoyar, no reemplazar, la relación directa que existe entre los pacientes/visitantes de este sitio web y su médico. Si tiene problemas de salud, consulte a su médico

Últimas noticias:
2012-10-30
Descartan cáncer por implantes de senos
2012-06-27
Laser y anestésia tópica
2012-06-25
Las prótesis mamarias de la marca francesa PIP
ARTÍCULOS

Cirujano plástico online>>Cirugía Reconstructiva >Cáncer de mama
Cáncer de mama 
El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente de la población femenina española, y representa entre el 23% - 28% de todos los tumores si se exceptúa el cáncer de piel no melanoma. Su incidencia en España varía entre 40 y 75 por 100.000 mujeres. La posibilidad actual de que una mujer española adquiera un cáncer de mama antes de cumplir 75 años se aproxima a un 5%. Esto significa que una de cada 20 mujeres desarrollará un cáncer de mama antes de esa edad. cirujano plastico online, imagen para descripcion categoria
5 Artículos  
Volver a categoria anterior
Fecha del artículo: 30 de Ene de 2004

CLASIFICACIÓN DE LOS CARCINOMAS DE MAMA

1.-Cáncer no invasivo (in situ)

.-Cáncer lobulillar

.-Cáncer ductal

2.-Cáncer invasivo o infiltrante

.-Cáncer lobulillar infiltrante

.-Enfermedad de Paget

.-Comedocarcinoma infiltrante

.-Cáncer coloide

.-Cáncer medular

.-Cáncer ductal infiltrante

.-Cáncer papilar infiltrante

CÁNCER DUCTAL

Se origina en el epitelio ductal, se genera por una proliferación atípica del epitelio ocupando totalmente los ductos, son de crecimiento lento, lo cual provoca poca capacidad de diseminación. Se representan en mamografía como una distorsión arquitectural con un aumento de su densidad el interior y bordes mal definidos.

CÁNCER LOBULILLAR

Se origina en los lobulillos siendo la característica principal de este tipo de carcinoma, a medida que evoluciona en común la invasión a los conductos vecinos. La adenosis esclerosante y la mastopatía fibroquística clasificadas como lesiones benignas pueden degenerar en este tipo de cáncer, puede dar paso a un carcinoma lobulillar infiltrante.

Se representa en la mamografía en forma de microcalcificaciones agrupadas de varios tamaños y de formas irregulares, se pueden presentar en ambas mamas, siendo su predilección el CSE, la edad de incidencia oscila entre 40 y 50 años.

CANCER INVASIVO O INFILTRANTE

CARCINOMA LOBULILLAR INFILTRANTE

Este tipo de carcinoma no es muy frecuente y posiblemente no sea primario sino que procede del carcinoma lobulillar in situ. Se considera poco común, pero es de gran interés ya que tiende a ser bilateral con más frecuencia que un carcinoma ductal. Suele ser multicéntrico en la misma mama. A veces crece de forma lobulillar, encontrándose en una zona difusa e infiltrante y otras veces lo hace en focos aislados y dispersos, su localización más frecuente en el CSE, lo cual no quiere decir que se presente sólo en este sitio. Ocasionalmente se desarrollan a partir de un carcinoma in situ asintomático, pero cuando está en un período avanzado el carcinoma lobulillar produce nódulos bien definidos y firmes o producir masas más grandes de consistencia dura. Algunas veces se adhieren a la piel y ocasionar retracción del pezón.

Mamográficamente los carcinomas lobulillares son descubiertos en fases precoces de degeneración como carcinomas ocultos. En una mama cuyo contenido principal es grasa pueden verse nódulos irregulares y de contornos nítidos con ramificaciones en forma de estrellas. Por el contrario, en masas densas cuyo contenido principal es parénquima puede pasar inadvertido pues su estructura es lobulillar. Ocasionalmente se puede parecer a un carcinoma medular, cuando su morfología es de contornos lisos.

ENFERMEDAD DE PAGET

La enfermedad de Paget se origina en los conductos excretores principales de la mama, se extiende hasta afectar la piel, el pezón y la areola, apareciendo en la zona alteraciones eczematosas como consecuencia de la infiltración cutánea maligna. Esta lesión afecta primordialmente a la piel.

A menudo el pezón y la areola presentan fisuras, formación de úlceras y exudación, generalmente se ulcera en su totalidad el pezón, ocasionalmente se presentan masas o bultos.

Desde el punto de vista histológico se aprecia una infiltración de la epidermis por células de Paget, estas son grandes, anaplásicas e hipercromáticas. La enfermedad de Paget además de contar con sus células típicas presenta además características de un carcinoma ductal.

COMEDOCARCINOMA INFILTRANTE

Macroscópicamente el comedocarcinoma es igual al carcinoma ductal, su característica más destacada es la formación de grandes áreas de necrosis; la extensión del tumor se propaga a través del árbol ductal, pudiendo aparecer focos de microinvasión. Existen diversos grupos de microcalcificaciones de etiología maligna que se encuentran a lo largo de los ductos dirigiéndose al pezón. El diagnóstico hecho por mamografía nos confirma los datos típicos si tener que contrastar con la ecografía.

CARCINOMA PAPILAR INFILTRANTE

Este tumor se considera un tipo de variante más invasora o tardía del carcinoma papilar no infiltrante, es de curso lento, presenta masas blandas a la palpación contrario a otros cánceres cuya consistencia es más fibrosa. Mamográficamente se observan nódulos. El tumor alcanza gran tamaño antes de presentar una extensión a ganglios axilares. Las alteraciones de la piel como el edema cutáneo y la retracción del pezón hablan de la lentitud de la infiltración hacia los ganglios linfáticos.

Es común la existencia de una relación entre el carcinoma papilar no infiltrante con el infiltrante. Tiene un mejor pronóstico a cinco años que otros carcinomas.

CARCINOMA COLOIDE

También se conoce como carcinoma mucoide o gelatinoso, tiene una forma de crecimiento invasora, apareciendo como un nódulo blando de consistencia gelatinosa. Macroscópicamente puede tener un parecido con un fibroadenoma. A la palpación puede parecer un nódulo liso no muy resistente. Las células cancerosas se encuentran en masas mucosas sueltas, formando pequeños grupos o dispersas. El tumor coloide generalmente es de mejor pronóstico cuanto más sea su contenido de moco.

El índice de supervivencia es mayor que el resto de carcinomas ductales infiltrantes teniendo en cuenta las pocas metástasis ganglionares que produce. Mamográficamente se distingue la imagen de una sombra redondeada de contornos lisos que con frecuencia se confunden como un nódulo benigno por no producirse infiltración ni microcalcificaciones.

CARCINOMA MEDULAR

Tiende a formar masas tumorales de hasta 5 a 10 cm de diámetro. El tejido tumoral está formado por células grandes redondas u ovales. A la palpación el tumor puede parecer bien definido de consistencia blanda y carnosa, pudiéndose confundir con un nódulo mastopático benigno o bien un quiste pero microscópicamente se observa una zona de fibrosis peritumoral o infiltración celular. Es raro encontrar adherencias a la piel. Suele manifestarse de forma bilateral con metástasis axilares.

Existen numerosos focos de necrosis y hemorragia dentro del tumor. La aparición de este tipo de carcinoma se puede dar en edades más tempranas en comparación con otros tipos de tumores.

En la imagen mamográfica se aprecia un nódulo redondo, lobulado y de contornos lisos, el cual se puede confundir fácilmente con quistes o fibroadenomas. Tomando de referencia la mamografía puede dar lugar a diagnósticos erróneos al mostrar bordes lisos, sin embargo, al observar con detenimiento la imagen es posible ver que todos los bordes no son lisos como resultado del edema peritumoral, requiriéndose una PAAF o biopsia incisional.

El pronóstico de este tipo de tumores es mejor que el del resto de carcinomas infiltrantes aún en la existencia de metástasis en los ganglios axilares. La supervivencia a los 10 años se encuentre entre el 70% y 90%.

ESTADÍOS DEL CÁNCER DE MAMA

El cáncer de mama tiene diferentes fases en su evolución. Podemos clasificarlas en diferentes estadíos.

ESTADÍO 1: Tumor menor de 5 cm de diámetro sin compromiso ganglionar ni metástasis a distancia.

ESTADÍO 2: Tumor menor de 5 cm con compromiso de ganglios axilares, los cuales son móviles no hay metástasis a distancia.

ESTADÍO 3:Incluye a todos los tumores independientemente de su tamaño que tengan compromiso cutáneo (piel de naranja), pectoral o de pared torácica. Los ganglios axilares son fijos no hay metástasis a distancia.

ESTADÍO 4: Cualquier tumor sin o con compromiso ganglionar, ulceración cutánea, fijación pectoral o a la pared torácica pero con metástasis a distancia.

VÍAS DE DISEMINACIÓN DEL CÁNCER DE MAMA

El cáncer de mama se disemina primordialmente por vía linfática, la cual sigue todas las direcciones:

.-Lateral hacia la axila.

.-Superior hacia los ganglios supraclaviculares y cervicales

.-Medial hacia la otra mama

.-Inferior hacia las vísceras abdominales

.-Profunda a los ganglios torácicos de preferencia en la cadena mamaria interna.

Las metástasis hematógenas invaden todos los órganos de prelación los pulmones.

Las principales vías de diseminación son los ganglios axilares y los de la cadena mamaria interna. Generalmente al hacer el diagnóstico de cáncer de mama ya existe compromiso ganglionar.

EVOLUCIÓN CLÍNICA DEL CÁNCER DE MAMA

El cáncer de mama suele ser descubierto inicialmente de manera incidental por el médico o por la paciente por la presencia de una masa o de dolor. La edad de aparición de la masa es importante en la determinación de la malignidad, puesto que a mayor edad la posibilidad de cáncer estará incrementada; cuando las masas son móviles y bien definidas debemos hacer un diagnóstico diferencial descartando otras patologías.

Cuando la paciente se encuentra la masa en un autoexámen esta generalmente mide entre 3 y 4 cm con posible afectación ganglionar. Cuando los tumores no se presentan como masas se pueden manifestar mediante secreciones por el pezón. La detección precoz del cáncer mama es de extrema importancia para obtener una cura definitiva. La mamografía nos ayuda a encontrar tumores de muy pequeño tamaño en fase temprana por la visualización de microcalcificaciones.

Es importante que la mujer mayor de 35 años acuda a control médico de la mama, donde está incluida la mamografía, la cual debe ser bienal entre los 35 y 45 años de aquí en adelante los controles deben ser anuales.

FACTORES QUE INFLUYEN EN EL PRONÓSTICO DEL CÁNCER DE MAMA

Tamaño del tumor: Si su tamaño es menor de 2 cm su pronóstico es mejor

Compromiso ganglionar: Si no hay compromiso ganglionar es de mejor pronóstico. La supervivencia a 5 años es del 80% en ausencia de compromiso ganglionar.

Grado del tumor y su histología: Los carcinomas infiltrantes son de peor pronóstico que los no infiltrantes, siendo muy agresivos los cánceres ductal infiltrante, lobulillar infiltrante, coloide, medular e inflamatorio.

También influye la existencia de nódulos cutáneos, fijación a la pared torácica y metástasis a distancia.

TRATAMIENTO DEL CÁNCER DE MAMA

Los métodos empleados son la mastectomía total o la resección del tumor (tumorectomía), con vaciamiento axilar. La quimioterapia y la radioterapia se utilizarán en los casos de extensión del tumor. Es importante tratar de restablecer lo mejor posible la estética de la paciente, lo cual aumentará su autoestima y su colaboración a la terapéutica.

ALTERACIONES DE LA PIEL VISIBLES EN MAMOGRAFÍA

Previamente a la realización de una mamografía debemos observar las características de las mamas, examinaremos si existe la presencia de un nevus u otra lesión cutánea, la cual dependiendo del tamaño podrá aparecer en la mamografía, para aclarar esto marcaremos la lesión con un objeto metálico o con una gota de bario.

LESIONES BENIGNAS DE LA MAMA

Son lesiones que afectan principalmente a la mujer, la mama es un órgano sometido a diversos cambios patológicos, contribuyendo a estas alteraciones su complejidad, volumen y sensibilidad hormonal.

Las lesiones mamarias suelen aparecer en forma de nódulos o masas, las cuales son palpables y ocasionalmente causan dolor. Frecuentemente son benignas pero tenemos que tener en mente que el cáncer de mama es una enfermedad muy temida por la mujer.

ANOMALIAS CONGÉNITAS

Mamas o pezones supernumerarios: Se considera mama supernumeraria cuando exista un engrosamiento epidérmico a lo largo de la línea láctea.

Tejido axilar accesorio: Esta lesión es de interés por los posibles tumores que se pueden originar en este tejido externo a la mama. Es importante ver por medio de la mamografía todo el tejido accesorio. Este tejido puede dar lugar a diagnósticos erróneo confundiéndose con ganglios linfáticos o con metástasis de posibles cánceres mamarios.

Pezón invertido: Esta es una anomalía común en muchas mujeres generalmente en las portadoras de mamas grandes, desaparece sin ningún tratamiento, con la simple tracción del pezón o de forma espontánea con el embarazo por el crecimiento mamario que produce. Es de importancia clínica porque impide una lactancia adecuada y se puede confundir con una retracción del pezón secundaria a un carcinoma.

Inflamaciones: Dentro de la inflamación la más importante es la mastitis aguda durante el período de lactancia. Las inflamaciones no son muy frecuentes y se pueden confundir clínica y mamográficamente con un carcinoma inflamatorio.

Mastitis aguda: En el período de la lactancia, la mama puede sufrir una infección bacteriana, frecuentes por la presencia de grietas o fisuras en los pezones. El estafilococo infecta la mama y pueden producirse abscesos. Esta infección puede invadir la totalidad del órgano. El tratamiento incluye antibióticoterapia, drenaje quirúrgico y resección de las áreas de necrosis si las hay, cuando esta se presenta el tejido puede ser sustituido por una cicatriz fibrosa, dando como resultado una retracción del pezón simulando un tumor.

Ectasia ductal: Es una dilatación de los conductos en la que las secreciones mamarias se vuelven espesas, obstruyéndolos, suele presentarse en mujeres multíparas de edad avanzada, no se conoce su etiología, pueden ser secundarios adenomas hipofisiarios y altos niveles de prolactina. Se pueden confundir clínica y mamográficamente con un carcinoma.

Galactocele: Durante el período de la lactancia se produce una dilatación de los conductos, usualmente afecta sólo un ducto y formar un quiste pero pude formarse más de uno. Los nódulos en la fase aguda son dolorosos a la palpación y al abrirse tienen un contenido líquido lechoso, en caso de sobreinfección se produce una mastitis aguda o un absceso. En estos casos se indica la galactografía.

ALTERACIONES FIBROQUÍSTICAS

Hay diversas alteraciones mamarias que cumplen con las características de la mastopatía, debiéndose destacar de su clínica:

.-Los tumores deben distinguirse de los carcinomas

.-Algunos de estos tumores pueden desencadenar en un carcinoma.

Existen diversas características que hacen posible diferenciar el cáncer de la mastopatía, pero la única forma de hacerlo con certeza es mediante una biopsia y su posterior estudio anatomopatológico.

Estas características incluyen: Dolor premenstrual, nódulos múltiples, manifestación bilateral, aparición en edad temprana, aunque esto último no es un dato completamente fiable para diferenciarla de un carcinoma.

INCIDENCIA DE LA MASTOPATÍA

La mastopatía suele aparecer entre los 20 y 40 años, tiene gran incidencia antes de la menopausia siendo muy rara después de ella. Se considera que puede ser debida a un desequilibrio hormonal. Un exceso de estrógenos puede ser uno de los motivos al igual que la anticoncepción oral.

QUISTES

En las mamas son frecuentes los cambios quísticos, puede aumentar el tamaño de los ductos y aumentar el tamaño del estroma fibroso, formándose un quiste, los cuales son de diversos tamaños variando de 1 a2 mm hasta masas grandes de varios centímetros de diámetro, a su palpación son de aspecto firme, redondo, bien definidos y no adheridos a planos profundos. Al igual que otra lesiones mamarias tienden a aumentar de tamaño y con mayor incidencia se producen en el período post-menstrual.

El contenido del quiste es líquido turbio, seroso y semitransparente, en la mamografía se observa como un aumento de la densidad y en la ecografía como un nódulo anecoico.

HIPERPLASIA EPITELIAL

No tiene representación mamográfica, se define como una proliferación anormal de las células que tapizan los conductos y los acinos. Su grado puede ser tan marcado que se puede ver en la mamografía.

ADENOSIS ESCLEROSANTE

Cuando proliferan las células del estroma se produce una adenosis esclerosante. Histológicamente se produce una fibrosis Intralobulillar y proliferación de los conductillos. Son menos frecuentes que la hiperplasia o los quistes. En ocasiones su consistencia es dura y cartilaginosa y en la mamografía pueden existir microcalcificaciones pudiéndose confundir con un carcinoma de mama.

FIBROADENOMAS

Es el tumor benigno más frecuente de la mama, esta compuesto por tejido fibroso y glandular, se presentan en cualquier edad siendo mas frecuente antes de los 30 años. Es un nódulo generalmente único, esférico bien definido, no adherido a los planos profundos y móvil. Su tamaño puede variar desde un centímetro a los gigantes de diez a quince centímetros de diámetro, localizándose con mayor frecuencia en el CSE. Su morfología puede variar dependiendo de la etapa del ciclo en el cual se encuentre la mujer. La menstruación y el embarazo pueden aumentar su tamaño. Después de la menopausia pueden calcificarse o producir una regresión.

Pueden existir áreas que se asemejan mucho a un fibroadenoma y se encuentran en algunas mastopatías denominándose fibroadenomatosis.

LOCALIZACIÓN DE LESIONES DE LA MAMA NO PALPABLES

Sabemos que a veces una lesión benigna es casi indistinguible de una maligna, debiéndose realizar biopsia para conocer su composición histológica.

Existen tres métodos para hacer una valoración sin necesidad de hacer una biopsia abierta, los cuales son:

.-PAAF: Punción aspiración con aguja fina (generalmente usado en quistes)

.-Biopsia cerrada con tru cut, obteniéndose cilindros de tejido para su estudio histológico.

.-Arpón guía

La técnica mediante arpón guía consiste en localizar una lesión de la mama no palpable, la cual va a ser resecada por parte del cirujano para su estudio histológico, esto se hace con el fin de resecar la mínima cantidad de tejido, por lo tanto se debe dejar el arpón lo mas cerca posible de la alteración, se considera un arpón óptimamente colocado cuando atraviesa en un centímetro la lesión y correctamente colocado cuando se encuentra en un diámetro de 2 cm de la lesión. Se puede colocar por mamografía o por ecografía.

LESIONES

Las lesiones en la que esta descrita la realización de una biopsia son:

.-Acúmulos de microcalcificaciones.

.-Imágenes nodulares

.-Distorsión de la arquitectura.

.-Con o sin nódulo

.-Con o sin microcalcificaciones asociadas.

ELECCIÓN DE LA AGUJA

Existen varios tipos de agujas para la realización de esta técnica. Entre las más comunes se encuentran:

.-Kopans: Se caracteriza por terminar en forma de pico, es muy usado en radiodiagnóstico.

.-Homer: En forma de anzuelo

.-Reidy: Extremo en forma de cruz.

Es importante al seleccionar la aguja esta debe tener una longitud mayor que entre la piel y la lesión. Todas ellas son flexibles ya que no superan el grosor de un hilo, lo cual garantiza cierta comodidad a la paciente. Este hecho es una clara desventaja para los cirujanos ya que al ser manipuladas con instrumentos cortantes pueden seccionarlas, perdiéndose la guía que los lleva a la lesión.

MATERIAL

El material empleado debe estar a punto antes de iniciar el estudio y consiste de:

.-Gasas

.-Esparadrapo para la fijación del arpón a la piel, debemos tener uno de tela y otra antialérgico.

.-Solución yodada para la asepsia del área de punción.

.-Guantes quirúrgicos para radiólogo y técnico

.-Lidocaína al 1%

.-Jeringuillas de 10 ml para aspiraciones.

.-Tubos de ensayo para recoger el material líquido.

.-Porta y cubreobjetos

.-Agujas de marcaje en caso de marcaje con arpón.-

.-Aguja y pistola de biopsia cerrada (si la prueba lo requiere)

.-Marcador para la piel.

PREPARACIÓN DE LA PACIENTE

Las mujeres que acuden a esta prueba con una gran ansiedad convencidas de que son portadoras de un cáncer de mama. Para este examen la paciente no debe estar sedada porque es indispensable su colaboración. Se le debe explicar el procedimiento con palabras sencillas de fácil comprensión y comentarle que durante todo el examen va a tener la mama comprimida, por lo cual es importante que permanezca lo más quieta posible. Debe firmar el consentimiento escrito para la realización de la prueba. Generalmente no se usa anestésico local, porque es más doloroso que la prueba en sí, se puede utilizar lidocaína en aerosol para mitigar las molestias en la piel. Todos los métodos se realizarán con la paciente sentada, para su comodidad y para evitar movimientos involuntarios. Algunos aparatos permites realizar la prueba con la paciente acostada boca abajo, esto tiene como ventaja que permite la inmovilidad de la paciente y se presentan un menor números de reacciones vagales.

Complicaciones: Durante el transcurso del examen nos podemos encontrar con las siguientes complicaciones:

.-Lipotimia:Es generalmente leve y produce ansiedad en la paciente, lo cual se subsana con una respiración, en el caso de proseguir y llegar al desmayo se suspenderá el procedimiento, entonces se coloca a la paciente en Tremdelenburg, hasta que se recupere.

.-Hematoma: Generalmente leve, se debe aplicar una compresión vigorosa y continua.

.-Dolor: El dolor que produce la aguja del arpón no debe ser mayor que el de una inyección intramuscular, se presenta cuando la aguja atraviesa la piel y cuando la zona del pinchazo está cerca del pezón, porque es una área muy inervada.

.-Vías de abordaje:Esencialmente existen dos.

.-Perpendicular a la pared torácica

.-Paralelo a la pared torácica

La perpendicular a la pared torácica tiene varios inconvenientes entre ellos la posibilidad de producir un neumotórax y además se necesita una enorme destreza por parte del radiólogo para la colocación del arpón.

La paralela a la pared torácica es la vía más usada y la única posible si la prueba se realiza por medio de la estereotaxia o por medio de placa compresora, no existe la más remota posibilidad de neumotórax y es más precisa.

MEDICIONES MANUALES CON MAMOGRAFÍA

Esta técnica es la más sencilla y cada vez más está en desuso debido a que está siendo relegada por los distintos aparatos en donde la localización de lesiones es mucho más precisa. En su realización es necesario tener una enorme destreza por parte del radiólogo. La exploración sólo consiste en tomar las distancias existentes entre la lesión y el pezón tanto en la proyección cráneo-caudal como en la lateral. Una vez conocidas estas medidas se pintan en la mama. El punto donde se cruzan ambas líneas es el sitio de entrada de la aguja.

MARCAJES USANDO PLACAS DE COMPRESIÓN

La introducción de la aguja siempre se efectúa de forma paralela a la pared torácica, se realiza de forma manual y se emplea primordialmente en la colocación del arpón intramamario.

El primer paso consiste en estudiar con detenimiento las mamografías previas aportadas por la paciente, para la realización de esta prueba son imprescindibles las proyecciones cráneo-caudal y lateral y si es necesario realizar proyecciones adicionales para valorar mejor la alteración. La vía de entrada de la aguja se localiza y generalmente coincide con el punto de menor distancia entre la piel y la lesión. Todos los mamógrafos actuales vienen provistos de unas placas de compresión para efectuar este tipo de pruebas, hay dos tipos:

.-Con ventana abierta, provisto de ejes y coordenadas

.-Con múltiples perforaciones. El abordaje de la lesión se puede realizar en cualquier sitio de los 360º en los que puede ser girado el gantry. Una vez localizada y visualizada la lesión en la mamografía y estudiado el punto de abordaje, se sitúa la mama de tal la mama de tal forma que la lesión quede dentro de la ventana compresora y de ser posible centrada, se efectúa un disparo mamográfico, para saber el lugar exacto que ocupa la lesión dentro de la ventana. Si utilizamos la placa compresora de múltiples perforaciones debemos verificar que la lesión coincida con una de las aberturas, de no ser así corregiremos la posición de la mama y repetiremos la mamografía.

Es importante que la placa compresora no se descomprima después del disparo mamográfico; una vez localicemos a la lesión en los ejes de coordenadas y verifiquemos la viabilidad del abordaje, se pinta con un marcador el contorno de la ventana sobre la mama, de tal forma, que si la paciente se moviera durante el estudio, se pueda apreciar fácilmente, siendo muy útil esta táctica para posicionar a la paciente nuevamente. A continuación introducimos la aguja hasta tener la certeza de haber atravesado la lesión, se posiciona la aguja perpendicularmente a la pared torácica, nos ayudará a saber que la aguja no debe proyectar ninguna sombra sobre la mama. Se realiza entonces un nuevo control mamográfico para asegurarnos de la buena posición del arpón, acto seguido, se descomprimirá la mama con sumo cuidado, pues la aguja no se ha de retirar, se efectúa una proyección mamográfica ortogonal, es decir, rotando el gantry 90º.

En esta proyección visualizaremos la penetración longitudinal de la aguja en la mama, retirando la guía hasta situar la aguja 1 cm más debajo de la lesión. Una vez conocida la correcta posición del arpón retiramos la aguja insertando el arpón, en el caso que la lesión sea de contenido líquido, se corrige la posición de la aguja hasta que se encuentre en el senos de la lesión y se aspira. El arpón que sobresale de la piel se fija con esparadrapo para inmovilizarlo lo mejor posible. Se efectúa una mamografía en proyecciones cráneo-caudal y lateral estricta, para ayudar al cirujano a hacerse una representación espacial de la situación de la lesión. Una vez resecada la lesión se hace una radiografía a la pieza quirúrgica para comprobar que se ha extraído toda la lesión. Algunos radiólogos prefieren realizarle una proyección magnificada para ven mejor las microcalcificaciones, una vez realizado este paso se remite la pieza a anatomía patológica. Todos estos métodos de localización no son tan exactos como la estereotaxia ya que este último hace un análisis tridimensional de la lesión.

Estereotaxia: Se realiza con un aparato que permite dirigir con gran precisión una aguja hacia una lesión no palpable de la mama, su éxito radica en que es el único sistema que evalúa la lesión en los tres ejes del espacio, la vía de abordaje siempre es paralela a la pared torácica. La técnica es la misma tanto si vamos a colocar una aguja tipo arpón-guía. Como si efectuamos una aspiración con aguja fina o una biopsia cerrada.

El procedimiento se inicia colocando la mama de la paciente debajo de la placa compresora, comprimiendo la mama durante todo el procedimiento, el abordaje se puede hacer en los 360º que puede ser girado el gantry, aunque los ángulos ideales más comunes son 0º, +90º y —90º, puesto que son las proyecciones que coinciden con las placas previas. Seleccionamos el centro del estudio que coincide con el grado de angulación que tenga el gantry al principio de la exploración( es decir que si el abordaje se quiere realizar en latero-medial estricta de la mama derecha, el gantry deberá estar a +90º y el centro del estudio será igualmente +90º), después se obtiene una placa preliminar en la cual realizaremos dos disparos, uno con el mamógrafo angulado a +15º con respecto al centro y otro con el gantry a 15º (en el ejemplo anterior coinciden con +105º y —75º).

Una vez localizada la lesión en el seno de la abertura del compresor marcaremos mediante un marcador dibujando el compresor en la piel. El equipo marca el primer y segundo disparo que hemos realizado y en ambos aparecerá una señal de referencia que nos servirá como punto de partida para la localización de la lesión.

Colocamos la placa preliminar en el estereotáxico y como hemos dicho anteriormente marcaremos la primera señal de referencia y después el centro de la lesión, siendo allí el sitio de inserción del arpón, repetiremos la misma operación en la segunda proyección obtenida.

El soporte de la aguja del aparato se colocará automáticamente encima de la zona marcada y a la profundidad necesaria para que la punta de la aguja coincida con la lesión.

Una vez revisados todos los puntos anteriores, iniciamos la operación de colocación del arpón, este se introduce por el extremo proximal del soporte de la aguja hasta su completa penetración. En el caso de realizar una aspiración o una biopsia cerrada, pondremos la jeringuilla y haremos varias pasados con el cuidado de suspender la succión antes de ser retirada la aguja. A continuación repetiremos las proyecciones mamográficas con las mismas angulaciones para comprobar la colocación del arpón. Una vez confirmada la situación de la aguja en el seno de la lesión se procederá a la retirada de la aguja, mientras que el arpón queda anclado. Después de esto se descomprime la mama con mucho cuidado y se fija el arpón a la piel. Como en las técnicas anteriores debemos realizar las dos proyecciones ortogonales para que le sirvan al cirujano en la intervención quirúrgica.

VENTAJAS

Técnicas:tiene casi el 100% de efectividad. Si el procedimiento es cuidadosamente planificado se pueden evitar prácticamente todas las complicaciones. Es un procedimiento rápido puesto que se realiza en unos 20 minutos. Es muy preciso.

Para la paciente: Incisión menor, mejora la estética, técnica menos agresiva, no necesita anestesia general, psicológicamente es más tolerable.

Económicas: Más barato, no requiere hospitalización previa.

Leer Comentarios(22) |  Escribir Comentario

Si quieres puedes dar tu opinión sobre el artículo
(1)Muy Desfavorable -- (5) Muy favorable
1 2 3 4 5
 
  Volver a categoria anterior   Cirujano Plastico (Home)   Ver Votaciones  
Última actualización: 15/06/2012 -
© 2003-2011 Cirujano Plástico Online - - Todos los derechos reservados
Contactar - Informacion legal - Mapa del sitio
El sitio web pertenece al Dr. Héctor García Di-Zeo y es financiado exclusivamente por él y tiene derecho sobre todo el contenido editorial.